Saltar al contenido principal

El control de acceso basado en roles (RBAC) es un mecanismo de control de acceso que define los roles y los privilegios para determinar si a un usuario se le debe dar acceso a un recurso. Los roles se definen en función de características como la ubicación, el departamento, la antigüedad o las funciones de un usuario. Los permisos se asignan según el acceso (lo que el usuario puede ver), las operaciones (lo que el usuario puede hacer) y las sesiones (cuánto tiempo puede hacerlo el usuario).

¿Cuáles son las tres reglas principales del RBAC?

  1. Asignación de roles: Un usuario puede ejercer privilegios si se le ha asignado un rol.
  2. Autorización basada en roles: El rol de un usuario debe estar autorizado, lo que garantiza que los usuarios solo puedan asumir roles para los que están autorizados.
  3. Autorización de privilegios: Un usuario puede ejercer ciertos privilegios si está autorizado para hacerlo, según su autorización y asignación de roles.

¿Cuál es la función del RBAC?

Compromiso con el “principio de mínimo privilegio”: El RBAC ayuda a lograr la seguridad de Zero Trust al asignar la menor cantidad de permisos de acceso a un usuario en función de sus roles. El rol define el conjunto de permisos que necesita el usuario para realizar las tareas comerciales asociadas con su función laboral.

Reducción de la carga administrativa: Utilice el RBAC para agregar y cambiar los roles rápidamente e implementarlos globalmente en todos los sistemas operativos, plataformas y aplicaciones. Además, reduzca la posibilidad de error al asignar permisos de usuario. El RBAC también integra fácilmente a los usuarios de terceros en su red.

Separación de tareas: Como los roles están separados, en teoría, ningún usuario individual puede causar una infracción significativa, ya que un hacker estaría limitado a los recursos a los que se le permitió acceder a esa cuenta.

Cumplimiento mejorado: El RBAC ayuda a las organizaciones a cumplir con las normas de cumplimiento para la protección de datos y la privacidad, así como con los requisitos legales impuestos por los organismos gubernamentales regionales y locales. Esto es posible ya que los departamentos de TI y los ejecutivos pueden gestionar los permisos de acceso a los datos según los roles de los usuarios.

¿Cuál es la diferencia entre el RBAC y el ABAC?

Mientras que el RBAC basa el permiso en el rol de un usuario, el control de acceso basado en atributos (ABAC) se basa en los atributos relacionados con el usuario (p. ej., cargo, antigüedad, tareas laborales), el recurso (p. ej., tipo de archivo/aplicación, confidencialidad o fuente) o el contexto (p. ej., dónde, cómo o cuándo se accede al recurso).

El ABAC aumenta de forma exponencial las opciones de permisos con la adición de atributos específicos, lo que agrega otro nivel de control en comparación con el RBAC. Si bien es infinitamente más flexible que el RBAC, esta flexibilidad también agrega complejidad que puede aumentar el riesgo si no se implementa y gestiona correctamente.

¿Las soluciones de gestión de identidad y acceso (IAM) de Entrust facilitan el RBAC?

Sí, las soluciones de IAM de Entrust ofrecen una gestión de acceso basada en roles para simplificar la gestión del acceso y garantizar la privacidad de los datos. La competencia no solo mejora el cumplimiento de las regulaciones regionales, sino que también brinda la eficiencia operativa necesaria al aplicar privilegios de acceso a los roles en lugar de establecer y gestionar los permisos de los usuarios individualmente.